Ansiedad por ruido

Pitidos de claxon en la calle, fiestas de vecinos o pubs y discotecas cercanas… El ruido está en nuestras vidas pero, ¿conocemos realmente todos problemas que nos puede causar de forma continuada o a niveles demasiado altos?

¿Somos conscientes de que está dañando nuestra mente y nuestra calidad de vidaUna de las consecuencias del ruido para nuestra salud es la ansiedad, el aumento de estrés. Y de este problema vamos a hablar hoy.

Una de las consecuencias del ruido para nuestra salud es la ansiedad, el aumento de estrés

Ruido y capacidad de aguante

Pongamos un ejemplo. Un pitido de un coche mientras estamos comiendo, trabajando o viendo la televisión no hace daño a nadie, de hecho, en algunas situaciones, casi ni nos enteramos.

Pero, ¿y si ese mismo pitido durase más tiempo porque es alguien que no puede salir de su aparcamiento por un coche en doble fila? ¿Cuál es nuestra capacidad de aguante hasta que pensamos ‘¿dónde se habrá metido el del otro coche que no lo quita y paran ya de hacer ruido?’. 

Cada persona tiene su punto de aguante en un nivel diferente. Unos crisparán sus nervios al segundo pitido y otros al quinto.

Ese ejemplo nos sirve para ver los efectos del ruido en nuestro sistema nervioso en una situación puntual. Pero cuando se produce de forma continuada aumenta los niveles de ansiedad de forma considerable porque no da una tregua.

En las ciudades, por lo general, el nivel de ruido es mayor que en un pueblo de los alrededores y los casos de ansiedad en las ciudades se multiplican.


Banner Psicoomind, conRderuido.com


La ansiedad es un mecanismo natural adaptativo que nos ayuda a potenciar la capacidad de concentración y atención

¿Qué es la ansiedad?

La ansiedad es un mecanismo natural del cuerpo humano, un mecanismo adaptativo que, en su justa medida, nos ayuda a potenciar nuestra capacidad de concentración y atención, y facilita la movilización y la creatividad.

En esos niveles no produce problemas de salud, pero una vez superados es cuando nos dificulta y en lugar de ayudarnos nos paraliza y nos impide realizar nuestra vida con normalidad.

En definitiva, cuando hay un problema de ansiedad es cuando los problemas de salud se acentúan. Aparecen dolores de cabeza, dolores musculares en cuello y espalda normalmente, taquicardias, hipervigilancia, aumento o disminución del apetito, desajustes de sueño, etc.

6 de cada 10 españoles dicen estar expuestos a ruido, con vulnerabilidad a problemas físicos y mentales

¿Cómo afecta el ruido a mi ansiedad viviendo en España?

La Agencia Europea de Medio Ambiente estima que 10 millones de europeos están expuestos a niveles de ruido de más de 75 decibelios (dB) cuando el límite establecido de umbral de ruido diurno por la OMS está en 65 dB.

Esto nos indica que somos más propensos a sufrir las consecuencias de un alto nivel de ruido en forma de ansiedad, aunque también produce otros problemas como:

  • insomnio
  • dificultades atención y concentración
  • pérdida de audición
  • dificultades de comunicación, etc.

Según un estudio realizado por GAES, 6 de cada 10 españoles afirman estar expuestos a ruido continuado, con vulnerabilidad a todos los problemas físicos y mentales que esto ocasiona.

Además, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), España es el segundo país más ruidoso del planeta estando por delante únicamente Japón. Este ruido en España procede principalmente del tráfico aunque unido también a los numerosos pubs, bares y discotecas.


Publicidad - Jupsin (grande)_Fotor
No te pierdas los artículos de la psicóloga Susana Fernández-Hijicos (PsicooMind) en jupsin.com

Realizar una técnica de relajación al menos una vez al día en un lugar que sea completamente silencioso

Dos sencillos pasos para controlar la ansiedad

Como psicólogasiempre recomiendo a mis pacientes con ansiedad dos tareas básicas.

La primera, elegir una técnica de relajación que les sea útil. Ya sea respiración diafragmática, relajación muscular, meditación, etc. Pero una técnica que realmente les sirva, porque cada persona es un mundo.

Y, la segunda, realizar esa técnica de relajación al menos una vez al día en un lugar que sea completamente silencioso o, en su defecto, lo más silencioso posible (incluso, si fuese necesario, utilizando tapones para los oídos homologados).

TAGS ruido

PERFIL DEL AUTOR

Susana Fernández-Hijicos

Psicóloga Sanitaria y Directora del Área de Psicología en PsicooMind. Especialista en tratamiento con adultos, parejas y mujeres víctimas de violencia de género desde 2013. Especialista en programas de prevención de acoso en diferentes ámbitos (escolar, laboral, infantil, etc.) y psicopedagoga de servicios sociales de Velilla de San Antonio y Mejorada del Campo de 2013 a 2015. Responsable de talleres de prevención y tratamiento orientados a mejorar la calidad de vida de las personas en PsicooMind.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *