La importancia y necesidad de la monitorización del ruido

¿Es el monitorado todavía una herramienta válida para la gestión del ruido? La respuesta es , por supuesto.

Aunque las fuentes de ruido asociadas al transporte pueden ser evaluadas adecuadamente mediante modelos, todavía existen muchas fuentes de ruido urbano que necesitan evaluarse mediante medición. Por ejemplo, pensemos en el ruido que provoca el ocio, el de la recogida de basuras o el ruido generado por el sector de la construcción.

¿Es el monitorado todavía una herramienta válida para la gestión del ruido? La respuesta es , por supuesto

En algunos casos, la evaluación del ruido, podría realizarse con un simple “zona ruidosa”, sin necesidad de medir. Pero incluso en estos casos, el monitorado de ruido será útil para:

  • Obtener indicadores objetivos que permitan describir la situación acústica
  • Informar a los residentes sobre su exposición al ruido
  • Comparar con límites legales
  • Comparar diferentes localizaciones y establecer prioridades de cara a ejecutar planes de acción
  • Determinar los horarios y patrones del ruido
  • Elevar la concienciación en todos los niveles de la sociedad (desde propietarios y clientes de bares, restaurantes, discotecas… a las autoridades que deben gestionar el ruido)
  • Dar soporte a las medidas de mitigación que se implementen de cara a los que sufren o generan el ruido, o a los que pagan por su control
  • Determinar la cantidad de reducción que se requiere en cada zona
  • Evaluar la condición previa, y posteriormente la efectividad de las medidas de control que se implemente
Sensor de medición de ruido continuo de Urbiótica
Sensor de medición de ruido continuo de la compañía especializa Urbiotica

Mapas de ruido, modelos de simulación y medidas

Los mapas de ruido y los modelos de simulación también pueden ayudar con las tareas anteriores, pero todavía presentan un gran inconveniente: los ciudadanos no confían tanto en los modelos como en las medidas.

Los ciudadanos reclaman medidas que puedan confirmar lo que ya saben. Ante su ausencia, aparecen factores no acústicos que pueden incrementar la respuesta comunitaria hacia el ruido. Un sistema de monitorado moderno puede ayudar a mitigar el efecto adverso de dichos factores, tales como:

  • Información
  • Confianza
  • Influencia
  • Actitud hacia la fuente
  • Predecibilidad de la situación
  • Reconocimiento de la problemática
  • Interacción entre los actores involucrados

El monitorado del ruido no debe desaparecer, pero es un desafío su revisión y explotación.


PERFIL DEL AUTOR

César Asensio

Doctor en Ingeniería Acústica por la UPM. Investigador del Grupo de Instrumentación y Acústica Aplicada (I2A2) de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales, de la UPM. Especializado en el campo de la acústica ambiental y el ruido aeroportuario. Nominado por la representación española como experto técnico para formar parte del Grupo de Trabajo de expertos nacionales en ruido de la Comisión Europea. Miembro del Comité Técnico de CNOSSOS-EU, para la armonización de los métodos de evaluación de ruido ambiental en la Unión Europea. Autor de más de 25 artículos publicados en revistas científicas. Colabora como Revisor y Editor invitado en revistas científicas internacionales. Editor Invitado de los números especiales “Acoustics in Smart Cities 2017”, “Air transport noise, 2014” y “Noise mapping, 2011” para la Revista Científica “Applied Acoustics”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe todas las novedades de Con R de Ruido suscribiéndote al boletín de noticias