Ricardo Ayala, abogado especialista en Ruido

“En los colegios habría que empezar por explicar todo lo que rodea al ruido”

En un sector tan competitivo como es el de la abogacía es fundamental que el profesional se especialice y aporte valor añadido respecto a sus clientes. Esta tesis la tuvieron clara Ricardo Ayala y Julio González cuando crearon Ayala & González, despacho jurídico en el que los temas laborales y civiles son prioritarios desde hace dieciséis años.

“Hay un nivel de ruido no permitido que atenta contra los derechos de los ciudadanos”

La firma ofrece asesoramiento legal en todas las jurisdicciones del derecho, pero la práctica ha hecho que Julio evolucionara hacia temas de derecho laboral y su problemática y Ricardo se centrara en asuntos relacionados con el ruido y su regulación.

Ayala & González, conscientes de la importancia de esta problemática más cercana y emergente, son colaboradores e impulsores de la iniciativa jupsin, espacio digital y movimiento social para decir NO al acoso y conRderuido.com, web centrada en buscar soluciones a este grave problema y sus consecuencias negativas en la convivencia y en la salud.

Ricardo y Julio son dos profesionales que se conocen muy bien. Este mes de octubre cumplirán veinticinco años como abogados. A lo largo de esta carrera profesional surgió la posibilidad de trabajar juntos y liderar Ayala & González, despacho de abogados muy próximo al cliente. Su contacto en el Servicio de Orientación Jurídica, SOJ Laboral del ICAM hizo que este proyecto profesional cuajara.

Ricardo Ayala nos enseña una noticia del año 2000 en el que la Audiencia Provincial de Madrid se pronuncia por un caso de ruido. “Hasta ese momento todo eran procedimientos administrativos, resultado de reclamar a las diferentes administraciones en un entorno burocrático”; señala.

El bufete ha ido creciendo e incorporando profesionales. Ahora, “somos un despacho de especialistas y llevamos junto a los temas que pueden llegar a un bufete como éste, otros muy concretos”, indica Julio González.  “Los éxitos profesionales de nuestras carreras nos han ayudado a especializarnos”, apunta Ricardo Ayala.  Para estos juristas, el tamaño que tienen es suficiente para atender a los clientes desde la excelencia sin perder el control del día a día de la firma.

Ayala & González Abogados, especialistas en contaminación acústica - Foto: Jesús Umbría
Ayala & González Abogados, especialistas en contaminación acústica – Foto: Jesús Umbría

Ricardo Ayala, un civilista que conoce bien el problema del ruido

Hablar del ruido es hacerlo de un elemento que siempre ha existido.  Hasta bien entrado el siglo XIX se vive de lo que se comenta en el derecho romano más antiguo. “Es a mediados de los años sesenta cuando se crean las ordenanzas municipales primeras que abordan administrativamente el problema. Se habla de actividades molestas, insalubres y nocivas”, señala Ricardo Ayala.

El cambio del que habla nuestro abogado experto se produce porque las ciudades crecen a todos los niveles. La industrialización y el inicio del movimiento tecnológico, que luego será clave para el progreso, es evidente. “Queda obsoleto el tratamiento de los tribunales contencioso administrativo en estos temas ante una sociedad más cambiante. La aplicación de directivas europeas sobre estas cuestiones nos equipara a países como Alemania y Francia”.

“Una de las cuestiones que más valora el ciudadano es que no violen su casa y sus derechos. Aquí se entremezclan los derechos a la intimidad con el de la salud y protección medioambiental”

Esto hace que el foco se ponga en la persona, “de ahí se indica que todas estas intromisiones y contaminaciones pueden afectar al ciudadano y a su intimidad. Este conoce mejor sus derechos y las propias directivas obligan a los Estados a cuidarlos cuando se ven en peligro en determinadas ocasiones”, señala.  Una ciudad saludable es la que combate todos estos excesos que se vislumbran en su medio ambiente.

Vibraciones, cuestiones lumínicas, térmicas, olores  o calóricas son con el ruido, elementos que pueden descompensar los derechos. “Una de las cuestiones que más valora el ciudadano es que no violen su casa. Aquí se entremezclan el derecho a la intimidad con el de la salud y protección medioambiental”, indica.  De hecho, la propia Ley de Calidad en la Edificación exige ciertas calidades a la hora de construir edificios y viviendas “y el promotor responde de esos niveles mínimos de aislamiento”.

Ricardo Ayala, abogado especializado en ruido y socio director de Ayala & González - Foto: Jesús Umbría
Ricardo Ayala, abogado especializado en ruido y socio director de Ayala & González – Foto: Jesús Umbría

Educación para explicar cómo mejorar la convivencia vecinal

Ciudadanos, medios de comunicación y fallos en los tribunales ayudan a que la sociedad conozca mejor sus derechos y se puedan ejercitar.  “Tenemos que ser más respetuosos con los vecinos, es la mejor manera de ejercer esos derechos. En los colegios habría que empezar por explicar todo lo que rodea al ruido. No se puede molestar al otro y tenemos que andar cuidado con lo que hacemos en casa y también en la calle”.

Para este jurista, la prevención es fundamental en esta práctica. “Se trata de que seamos mejores ciudadanos y personas. Se echa en falta una campaña de difusión a nivel nacional sobre el respeto al medio ambiente y los problemas que genera el ruido.”

Sobre los fallos judiciales, en el año 2000 se pasa de la jurisdicción contencioso administrativa a la civil, “también hay ya alguna directiva  europea que contempla el derecho a la intimidad como algo fundamental para la persona, al igual que el derecho a la salud sin que nadie te moleste de forma continuada”. Ahora, quien cause el problema deberá indemnizar por los efectos del mismo económicamente “en algunos casos, y reparar el daño que tiene y que genera ese problema”.

“Los fallos judiciales van aclarando conceptos, aunque aún es complicado cuantificar los daños morales y físicos con motivo de estar expuestos a cualquier ruido”.

En estos últimos años, se observa más sensibilidad por parte de los tribunales. “Quizás la cuestión está en si hablamos de un daño moral o físico con secuelas o lesiones.  El primero, no tiene una cuantificación específica y es más subjetivo ante una situación determinada.  Sin embargo, con los fallos judiciales se van aclarando ciertos conceptos”, indica Ayala. En el ámbito penal, se abre camino más difícilmente, “se emplea para situaciones más graves y como un último remedio”.

“En algunas ocasiones se utiliza el ruido para hacer daño a otro. Se puede convertir en un acoso si esa práctica se repite con cierta periodicidad”

El ruido como elemento de acoso

Ayala, profesional curtido en mi batalla jurídicas, denuncia que “en algunas ocasiones se utiliza el ruido para hacer daño a otro. Se puede convertir en acoso si esa práctica se repite con cierta periodicidad. Los golpes se hacen para hacer daño a un tercero y en muchas ocasiones para que abandone el domicilio”.  De hecho, los medios de comunicación han dado a conocer casos de personas mayores con rentas muy bajas acosadas mediante golpes muy ruidosos para que dejaran esos inmuebles.

El problema está en probar estas prácticas y su malicia real. “En algunos casos, hemos detectado que el propietario del inmueble buscaba un vecino ruidoso para que éste echara al otro con su comportamiento tan incívico”. Solo se puede medir cual es el nivel de ruido de las actividades regulares de sitios como discotecas, academias de baile o maquinaria en marcha. Las propias Ordenanzas Municipales aclaran los decibelios que se pueden emitir tanto por el día como por la noche con la ventana cerrada.

Para este jurista es fundamental la denuncia. “El ciudadano que denuncie puede exigir que esa mala práctica se solucione. Luego hay que hacer mediciones, en nuestro caso contamos con ingenieros de acústica que ayudan a cuantificar el problema. Eso hace que el cliente pueda presentar su informe de ruido mediante aparatos homologados.”

Tratamiento integral del problema del ruido

Ayala & González ofrece un tratamiento integral del problema del ruido. “Además de la parte jurídica que llevamos nosotros, somos conscientes de la necesidad de trabajar otros aspectos como lo que hablamos de las mediciones y contar con médicos especialistas y psicólogos forenses por si en algún momento fuera necesario conocer cuál es el estado de salud del cliente, una vez que ha sufrido este tipo de situaciones”.

Consejos para combatir el ruido… del vecino

  • Hablar con el vecino causante del ruido. En muchas ocasiones, éste no sabe lo que está pasando y el primer contacto puede ayudar a resolver el problema de forma rápida.
  • El siguiente paso es ir a la Junta de Propietarios y hablar con el administrador antes de hablar con la policía y contar lo que está pasando.  Son cauces establecidos y normales en la propia Ley de Propiedad Horizontal.
  • Enviar una comunicación al vecino o empresa que realiza estas prácticas. Se trata de decirle que está ante una conducta irregular que puede generarle ciertos problemas con la justicia si no lo arregla.
  • Si no surte efecto, hay que realizar la queja correspondiente, bien vía policía municipal o en la propia oficina administrativa.
  • Si han fallado los acercamientos hay que interponer una reclamación. Para ello será bueno contar con un abogado especialista en ruidos que sepa manejarse en el ámbito de municipios y administraciones locales.
  • Ojo con entrar en el laberinto de la administración. Contar con ese letrado experto será bueno para que no pierda de vista  nuestro expediente. La administración es lenta.
  • El juez, gracias a la jurisprudencia que hay sobre estos temas, resuelve con eficacia. Por desgracia, son asuntos largos que pueden durar al menos un año. Se busca la tutela judicial efectiva que la Administración no ha dado.
  • Es factible que con la demanda interpuesta el infractor empiece a arreglar el problema. Se arriesga a una multa mayor y a tener que pagar las costas. Es posible que ya un abogado le asesore. Hablaremos con él.
  • Combatir el ruido supone, ser mejores ciudadanos y buscar una sociedad más habitable donde se eviten la mayor parte de los conflictos. Hay que educar desde el colegio a los más jóvenes en estas buenas prácticas.

PERFIL DEL AUTOR

Con R de Ruido

Con R de Ruido es un espacio digital para prevenir y buscar soluciones al ruido. Desde los aspectos jurídicos, hasta los relativos a la salud, pasando por la investigación, este exclusivo portal ofrece información profesional que permite a los ciudadanos acortar los tiempos de conocimiento de la problemática sobre el ruido y tomar las decisiones más efectivas. Con R de Ruido es un punto de encuentro de personas, instituciones, administraciones y empresas, que proponen una nueva forma de afrontar los problemas de la sociedad actual.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *