El ruido es la principal amenaza del oído

ENTREVISTA / Dr. Néstor Galindo, Jefe de la Unidad de Otorrinolaringología del Hospital Ruber Internacional Quirónsalud

“Los bastoncillos son una pelea que tenemos los otorrinolaringólogos con la población”

“El ruido es la principal amenaza para el oído“, afirma el doctor Néstor Galindo, Jefe de Otorrinolaringología del Hospital Ruber Internacional Quirónsalud. En una amplia y educativa entrevista, nos ofrece las pautas fundamentales sobre el cuidado e higiene de nuestra nariz y oído, más conectados de lo que podemos pensar y desmonta algunos mitos.

Cómo el mismo se encarga de recordarnos, “los bastoncillos son una pelea que tenemos los otorrinolaringólogos con la población”. También hablamos del olfato, “el único sentido que se puede recuperar”.

El doctor Galindo nos cuenta, como no podía ser de otra manera, la importancia que tiene la Trompa de Eustaquio, que todos hemos estudiado en el colegio, pero nadie sabemos lo que es. En conRderudio.com descubrimos, con este veterano otorrinolaringólogo, los grandes avances realizados en los últimos años en su especialidad y su contribución al bienestar de la población.

In’. La unidad que dirige es muy completa en cuanto a especialidades…

Dr. Sí, en la Unidad de Otorrinolaringología del Hospital Ruber Internacional QuirónSalud trabajan siete especialistas, tres de ellos a tiempo completo y el resto a tiempo parcial, que abordan asuntos muy concretos.

Tenemos especialización en olfato y rehabilitación olfatoria con el Dr. Toledano. Y Otoneurología, con la Dra. Pérez. Tenemos laboratorio de voz y tratamos toda la especialidad completa. Destaca también la cirugía plástica facial, unidad importante que es responsabilidad de mi hijo. el Dr. Javier Galindo.

In’. ¿Por qué es importante la cirugía plástica facial, doctor?

Dr. La cirugía plástica facial es una rama de la cirugía plástica que se dedica sólo a los problemas faciales, como rinoplastias, otoplastias, lifting, etc. Esta especialidad está integrada en la Otorrinolaringología y se estudia en los programas de formación de residentes.

¿Quién conoce mejor la nariz y la oreja que el otorrinolaringólogo?

La Otorrinolaringología (garganta, nariz y oído) es muy amplia, con 17 especialidades. Hay profesionales que se dedican sólo a la alergia nasal, a la otocirugía o a la patología tumoral.

La cirugía plástica facial es una especialidad también importante. Y tiene su razón que se integre en la Otorrinolaringología porque, ¿quién conoce mejor la nariz y la oreja que el otorrinolaringólogo?

Es evidente que no sólo tenemos que intentar recuperar la audición de un paciente que la ha perdido, sino que también tenemos que dar respuesta a pacientes que nacen sin una oreja, o sin pabellón auricular, o con deformidad nasal. Se trata de asuntos que muchas veces van acompañados de problemas psicológicos para los pacientes.

Dr. Néstor Galindo, Jefe de Otorrinolaringología del Hospital Ruber Internacional Quirónsalud
Dr. Néstor Galindo, Jefe de Otorrinolaringología del Hospital Ruber Internacional Quirónsalud

In’. ¿Cómo ha cambiado su especialidad en los últimos años?

Con la fibra óptica, podemos operar tumores cerebrales a través de la nariz con una mínima morbilidad del paciente

Dr. La Otorrinolaringología ha dado un gran salto desde los años 80. Hasta entonces, el otorrinolaringólogo no tenía un método, no existían los sistemas de exploración con los que contamos ahora. Por ejemplo, no podíamos ver un oído, no teníamos una fibra óptica que nos permitiera una exploración perfecta. Tampoco podíamos ver bien la nariz, por no contar con aparatos de exploración.

Desde los 80, con la aparición de la luz fría, podemos explorar cualquier cavidad del oído y de la nariz con endoscopios tanto rígidos como flexibles. Esto nos ha abierto la posibilidad de la exploración, pero también la de realizar cirugías funcionales, no destructivas, encaminadas a resolver un problema conctreto. Me refiero, por ejemplo, a la cirugía de senos, que ha sido el gran boom. Ahora, a través de la fibra óptica, podemos operar tumores cerebrales a través de la nariz con una mínima morbilidad del paciente.

In’. ¿Cuál es la principal amenaza del oído?

Oreja

Dr. La principal amenaza del oído es el ruido. El oído es un órgano muy sensible. Dentro de la cóclea hay células muy especializadas, tan especializadas, que controlan la frecuencia del ruido que llega al oído. Son las células ciliadas internas.

Estas células son tan sensibles y tan especializadas que cualquier traumatismo externo puede causar una alteración en las mismas y provocar, por tanto, una pérdida de audición.

El trauma acústico provoca la muerte de las células ciliadas y se puede producir por un ruido intenso de escasa duración (como un disparo de escopeta) o por un ruido de poca intensidad, pero mantenido en el tiempo.

Tradicionalmente, se ha estudiado por nuestra especialidad la sordera de los plateros al manejar la orfebrería de forma continua con pequeños martillos que provocan un ruido constante. Esto provoca la muerte celular y la sordera neurosensorial en la que la vía auditiva se ha alterado y el sonido no llega con la facilidad con la que debería al cerebro y que este dé la orden de oír.

In’. ¿Y el tratamiento?

Dr. Imaginemos lo que sucede cuando se produce un infarto de miocardio en el que la zona del corazón afectada ya no se recupera. En el oído ocurre algo parecido cuando se produce la muerte de las células ciliadas, tenemos una perdida auditiva no recuperable.

Con cirugía sólo podemos tratar aquellos procesos que afectan al oído externo o al oído medio, pero no podemos operar el oído interno. Para suplir esta falta, se han diseñado los audífonos implantables. Podemos, en un paciente que ha perdido por completo la audición, colocar un implante coclear que permite la recuperación de la audición. Podemos operar, antes de los cuatro años de edad, a los niños que nacen con una cofosis, una pérdida completa de audición, y mediante el implante coclear podrá oír. La sordomudez se ha terminado.

El agua puede provocar la típica otitis que se manifiesta por dolor intenso y pérdida de audición, pero es una agresión mínima para el oído

In’. ¿Es el agua una amenaza para el oído?

Dr. El agua lo único que va a provocar es la inflamación de la piel del conducto auditivo externo. Es la típica otitis que se manifiesta por dolor intenso y sordera.

Sin embargo, esto no tiene mayor consecuencia, puesto que se soluciona con un tratamiento de cuatro días con gotas de antibiótico y antiinflamatorio. En este tiempo, cesa el dolor y vuelve la audición.

Se trata de una agresión mínima para el oído, pero por el dolor que provoca genera mucha inquietud en los padres, ya que se da en niños, generalmente que han pasado mucho tiempo en el agua.

Esa es la cuestión, pasar mucho tiempo con la cabeza debajo del agua, y no el bañarse en una piscina, en el mar o en aguas contaminadas. Ese tiempo excesivo es lo que provoca que el agua pueda entrar en el oído y provocar la otitis. La calidad de la piel también es determinante, hay personas que se meten en el agua y ya tienen una otitis y otras que pueden estar horas sin ningún problema.

In’ Todo el mundo sabe que el agua de mar es más sana… e incluso se vende en las farmacias… ¿es un mito urbano?

Dr. Sí, algo de eso hay, porque el agua de mar que nos venden en las farmacias se puede hacer con agua del grifo y sal. Y no es necesario hervir el agua ni nada. El agua de mar que se vende en las farmacias se utiliza para lavados nasales.

¿Aunque no es imprescindible, por qué es bueno hacer un lavado nasal? Porque la nariz segrega moco y este moco debe ser aclarado. Las células del epitelio respiratorio nasal tienen unos pelitos que se llaman cilios. Para que todos lo entiendan, podemos usar el ejemplo del limpiaparabrisas de un coche.

Si llueve mucho, damos al limpia y limpiamos ese agua del cristal. Pero si está nevando, el limpia tiene más dificultad para quitar la nieve. Si echamos un poco de agua a la vez que accionamos el limpiaparabrisas es más fácil limpiar el cristal. Algo parecido ocurre con la nariz. Si tenemos un moco espeso los cilios de la mucosa nasal no son capaces de aclarar por si mismo el moco. Si hacemos un lavado con agua de mar, con agua con sal o simplemente con agua, el moco va a estar más fluido y los pelitos cilios de la mucosa nasal van a poder limpiar la nariz mucho mejor.

La comunicación entre el oído y la nariz se produce a través de la Trompa de Eustaquio, que todo el mundo ha estudiado en el colegio y nadie sabe lo que es

In’. ¿Y qué conexión tiene todo esto con el oído?

Dr. La Otorrinolaringología es garganta, nariz y oído. Todo el interior del oído medio, de la nariz, de la rinofaringe está recubierto de mucosa de tipo respiratorio, productora de moco. Por lo tanto, problemas en la nariz van a causar problemas en el oído. Fundamentalmente en niños.

La comunicación entre el oído y la nariz se produce a través de la Trompa de Eustaquio, que todo el mundo ha estudiado en el colegio y nadie sabe lo que es.

La Trompa de Eustaquio es un pequeño conducto que comunica la nariz con el oído y que cuando nacemos está muy horizontal, de tal manera que facilita que las infecciones en la nariz causen infecciones en el oído. Conforme vamos creciendo en edad, la Trompa de Eustaquio se va verticalizando y disminuye la posibilidad de que pasen las infecciones de la nariz al oído.

In’. ¿Y a quién no le obsesiona la cera del oído?

Dr.  Seguro. Veamos. En el conducto auditivo externo hay unas glándulas secretoras de cera, se llaman glándulas ceruminosas. En algunas personas, la actividad de estas glándulas en mayor que en otras, producen más cera y por lo tanto la posibilidad de aclarar de forma natural la piel del conducto auditivo externo es menor, y se pueden provocar lo que conocemos como tapones.

No se trata de un problema de higiene, es simplemente una sobreproducción de cera y ese tapón hay que extraerlo. No supone una patología, es un proceso natural.

In’. ¿Qué le dice la palabra bastoncillos?

Dr. Los bastoncillos son una pelea que tenemos los otorrinolaringólogos con la población. Los bastoncillos se inventaron para limpiar el ombligo de los bebés y al final la gente los ha utilizado para cualquier cosa y de forma masiva, para limpiarse los oídos. Con el ‘bastoncito’ lo único que conseguimos es hacer micro heridas en la piel del conducto y por lo tanto facilitamos las otitis.

Con los bastoncillos no conseguimos limpiar el oído, sino introducir la cera cada vez más dentro del oído. Es como un fusil de carga delantera, introducimos la bala, la pólvora y lo apretamos con una baqueta. Con el bastoncillo estamos haciendo lo mismo, no conseguimos limpiar, sino meter la cera más en el oído.

Bastoncillos
“Los bastoncillos son una pelea que tenemos los otorrinolaringólogos con la población”

In’. ¿Y cuál sería su recomendación para limpiar el oído?

Dr. La higiene ideal es lavarse la oreja, el pabellón auricular, pero no introducir nunca un instrumento dentro del conducto auditivo. Si sospechas que tienes más cera de lo habitual o dejas de oír, lo mejor es acudir al otorrino, que te va a hacer una limpieza correcta.

Una de las causas más frecuentes de otitis externa durante el verano es la existencia de pequeños tapones de cera. En el baño, el agua puede entrar bien al oído por detrás del tapón, pero luego no va a poder salir. Al quedarse mucho tiempo ahí, irrita la piel del conducto y a corto plazo produce una otitis externa.

In’. Doctor, ahora deberíamos hablar del olfato…

Dr. El olfato ha sido siempre el sentido peor estudiado, hasta que se concedió el Premio Nobel de Medicina a dos investigadores. Todos conocemos la vista, el tacto, pero hasta entonces se sabía poco del olfato. A partir de ese momento hemos aprendido mucho sobre este sentido.

El olfato es el único sentido que se puede recuperar. Una persona con un catarro pierde de forma transitoria el olfato, pero lo recupera al mejorar. Las alteraciones en el olfato se pueden producir por diversas causas: como hemos visto con un catarro (infección vírica o bacteriana),  por infecciones nasales o polipos nasales, pero también por un accidente de tráfico con un golpe que afecte al cerebro. Pero en todos los casos la posibilidad de recuperación del olfato es muy elevada.

Olfato
El olfato es el único sentido que se puede recuperar

In’. ¿Hemos visto algunos ejemplos, pero de forma general, cuándo deberíamos acudir a su consulta?

Dr. Si tienes un problema de voz más allá de tres semanas debes acudir al otorrinolaringólogo, porque seguro que hay un problema. Puede ser banal, como la formación de un nódulo en las cuerdas bucales, o puede ser más grave, como un tumor. Igual con un catarro que se prolonga durante más de dos semanas, porque ya no es un catarro banal, se puede complicar con sinusitis o con la aparición de pólipos nasales y se puede tratar de una infección.

También hay que acudir, lógicamente, ante la pérdida de audición prolongada más de dos semanas. Se puede tratar de un tapón de cera, una infección o muchas otras causas y el médico de familia o general no tiene los medios suficientes para evaluar bien qué sucede.


PERFIL DEL AUTOR

Jesús Larena

Licenciado en Ciencias de la Información, Periodismo y Diplomado en Relaciones Públicas y Publicidad. 25 años de experiencia profesional. Prensa, radio, televisión, contenido digital y redes sociales. Comunicación integral: corporativa, financiera, digital, crisis.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe todas las novedades de Con R de Ruido suscribiéndote al boletín de noticias