Con R de Ricardo

ruido

Ruidos y ‘Blocking’, efecto boomerang

Blocking, acoso, ruido, Ricardo Ayala, conRderuido.com

Desde la reforma del Código Penal de marzo 2015, se reconoce lo que se ha denominado con el anglicismo -dada su ascendente jurídico como delito- de STALKING o acoso u hostigamiento vecinal. Cuando se produce entre vecinos residentes en una misma finca, ya sea en edificios o ya sea en urbanizaciones a modo de chalets o adosados, se viene a conocer como BLOCKING, englobado dentro del ámbito de las coacciones para la protección de la libertad de las personas.

ruido

El arte de saber pedir, tener razón y que te la den

Equipo - Ruido - conRderuido.com - Ricardo Ayala

El ruido, en un juzgado, es invisible e inaudible pues no podemos reproducir en sala cómo afectan al perjudicado esos sonidos que se meten en su casa, alteran su vida y afectan a su salud. Sin embargo, es tarea ardua del abogado hacerlo visible y audible; esto es, perceptible y sensible para el juez, y que se produzca, además del arte de saber pedir y tener la razón, la tercera condición, que nos den la razón.

ruido

La principal Ley del Silencio: Respeto

Buster Keaton, silencio, conRderuido.com

Tenemos que conseguir crear una mayor conciencia cívica sobre las consecuencias negativas del ruido que afectan a nuestros conciudadanos, de la misma manera que somos conscientes de los problemas de la higiene en nuestras viviendas, edificios y espacios públicos. La educación es la base del futuro. Hay que desarrollar la sensibilidad sobre el ruido, porque se trata de nuestra calidad de vida.

PUBLICIDAD

http://www.colegiocastilla.com/

ruido

Fiestas para muchos, horrores para otros

Con la llegada del verano, España se convierte en una gran verbena. Nuestras plazas y calles son una fiesta. Desde los San Fermines al patrón del pueblo más recóndito, el exceso de ruido está garantizado todos los días y noches de las fiestas patronales.

Fiestas y ruido

Noticia

La difícil convivencia con los ‘pisos turísticos’

Pisos turísticos

Con independencia de las condiciones legales que la Administración pueda exigir a los propietarios de los pisos para obtener una licencia para explotarlos cómo viviendas turísticas, nos vamos a ocupar de cómo puede la comunidad de propietarios ordenar la convivencia de los turistas con las familias que tienen en la finca su hogar permanente.

1 / 3 Siguiente

Recibe todas las novedades de Con R de Ruido suscribiéndote al boletín de noticias