#TOMANOTA

El problema del ruido desde una perspectiva global

La psicóloga en tus zapatos

El ruido puede cambiar mi vida

Elena Rubio, psicóloga

Es fácil pensar en más condiciones que nos pueden empujar a comprar una casa, o a echar el currículum en una oferta de trabajo o a matricular a nuestro hijo en dicho colegio. Pero… pensándolo fríamente, ¿cuántas de estas condiciones tendrían que ver con la presencia de ruido?

acúfenos

Indefensos frente al ruido

Rocío Gavilán y Paloma López, Psicología Velázquez

El ser humano posee diferentes mecanismos de defensa y protección en casi todos los sentidos. El oído el único sentido que no cuenta con dichos recursos, con capacidad para bloquear los sonidos no deseados y perjudiciales. Cuando estamos en un entorno con un nivel de luz inadecuado o molesto, sólo tenemos que cerrar los ojos para protegerlos durante unos minutos, de igual manera que cuando nos resulta desagradable un sabor, podemos beber agua o incluso nuestro cuerpo, de forma natural genera una náusea para que lo expulsemos.

ruido

Me estoy volviendo loco, poco a poco, poco a poco

Ana Isabel Gutiérrez Salegui

Imagino que más de uno recuerda esta canción del grupo Azul y negro. Ese sonsonete que describe perfectamente los efectos que, sobre cualquier persona, puede llegar a tener el ruido constante en su trabajo o en su vida cotidiana.

bares

El ruido, un peligro ‘silencioso’ y letal

Todo el mundo es consciente de que un gran impacto puede causar un gran daño. Esas imágenes de personas aturdidas, incluso sangrando, tras una explosión se nos han quedado grabadas a través de las películas y las noticias.

Ana I. Rodríguez Salegui - Foto: Jesús Umbría