Alicante, la ciudad que aprende del ruido

Alicante es una ciudad decidida a buscar el equilibrio entre el derecho al descanso de los vecinos sufridores del ruido y el potencial económico de las empresas del ocio. Para ello, ha instalado un sistema en red de sensores de medición acústica en los puntos más conflictivos de la ciudad.

La monitorización del ruido se ha convertido en una herramienta indispensable para objetivar un problema tan subjetivo

La monitorización del ruido se ha convertido en una herramienta indispensable para objetivar un problema tan subjetivo.

Los vecinos de Alicante, conscientes de la situación, reclamaron los sonómetros a través de las Juntas de Distrito.

El Ayuntamiento ha implementado el sistema de monitorización del ruido de la empresa especializada Urbiotica, que dispone de especificaciones técnicas que superan con creces las expectativas municipales.

conRderuido.com profundiza en los aspectos de gestión y técnicos de la problemática del ruido en Alicante en sendas entrevistas a Víctor Domínguez, concejal de Medio Ambiente y a Juan Luis Beresaluze, Jefe del Departamento de Protección Medioambiental.


Víctor Domínguez, Alicante - Ruido
Víctor Domínguez

ENTREVISTA | Víctor Domínguez, concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alicante

R’. ¿Somos conscientes del problema del ruido?

VD. Creo que en los últimos tiempos empezamos a tener conciencia del problema del ruido.

Hasta ahora, había sido sólo una preocupación de aquellas personas que vivían en zonas con más población, establecimientos comerciales o de hostelería o nivel elevado de tráfico.

Sí, a día de hoy, empezamos a ser conscientes de esta problemática, que es global y que nos afecta a todos.

Debemos aprender a interiorizarla para que cuando seamos nosotros los que producimos el ruido, pensemos en las molestias que causamos al resto de vecinos.

Alicante es una ciudad muy ruidosa debido a sus características: mediterránea, se vive mucho en la calle, el clima

R’. ¿Es Alicante una de las ciudades más ruidosas de España?

VD. Pues no sé si una de las más ruidosas, habría que comparar con el resto.

Pero sí sé que Alicante es una ciudad muy ruidosa debido a las características que tiene: mediterránea, donde se vive mucho en la calle, donde el clima permite muchos eventos al aire libre…

Además, Alicante es una ciudad que durante épocas muy concretas del año recibe una afluencia de turistas muy importante.

Los turistas se suelen concentrar en zonas reducidas y suponen un aumento de la densidad de la población. Estos turistas se sitúan en un momento dado en zonas de ocio, en zonas alrededor de la playa principalmente.

Por todo esto, Alicante es una ciudad en la que el ruido es uno de los asuntos más preocupantes.

R’. ¿Cuáles son las principales fuentes de contaminación acústica de Alicante?

VD. En Alicante hay varias fuentes de ruido que nos preocupan mucho. Por una parte, está el tráfico y la actividad comercial, durante todo el día y a lo largo de todo el año.

“El ‘tardeo’ consiste básicamente en beber en la calle desde la una del mediodía

En algunas zonas de la ciudad hay calles estrechas, y no debemos olvidar que Alicante es la única capital de provincia que está mucho menos poblada que el resto de las provincia (360.000 habitantes en la capital, por 1,5 millones en la provincia).

Esto provoca mucho desplazamiento desde la provincia a Alicante para negocio y para ocio, y  por lo tanto se incrementa el tráfico.

Y, por otra parte, el ocio nocturno. Hay una cantidad de ocio muy importante, que además se está haciendo en la calle. En los últimos años, se ha puesto de moda en Alicante el llamado ‘tardeo’, que todavía incide más en cuanto al problema del ruido.

El ‘tardeo’ consiste básicamente en beber en la calle desde la una del mediodía. Esta moda, que tiene lugar en zonas determinadas no muy grandes y en las que se junta mucha gente de fiesta, se ha unido al ocio nocturno habitual como generador de ruido.

Si unimos esto a las modas de las despedidas de solteros y solteras, etc., estamos hablando de una fuente muy importante de ruido.

Alicante aprende del ruido - tráfico

Hay que encontrar el equilibrio entre el derecho de los vecinos al descanso y el derecho de la actividad hostelera y de ocio nocturno”

R’. ¿Qué medidas están adoptando para controlar y reducir el problema acústico?

Es complicado. Hay que encontrar el equilibrio entre el derecho de los vecinos al descanso y el derecho de la actividad hostelera y de ocio nocturno, una de las principales fuentes económicas de la ciudad.

El equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante está afrontando el problema, pero todavía no se han podio adoptar medias que sean realmente eficaces, porque han sido muchos años de abandono.

Nuestro objetivo es crear una mesa del ruido en la que estén representados los intereses tan contrapuestos de los vecinos y de los empresarios del ocio. Esto va a permitir analizar el problema y buscar soluciones equilibradas a las que es tan difícil llegar.

R’. ¿Y lo primero es la medición del ruido?

Sí. Desde la concejalía de Medio Ambiente hemos dado un paso importante. Hemos instalado una red de 15 sensores de ruido y 4 repetidores en las zonas de Alicante de mayor ruido. Con la  medición continua y de calidad del ruido vamos a saber de forma objetiva de qué estamos hablando realmente.

Hasta que no hemos empezado a hacer las mediciones, el ruido era un asunto subjetivo

Hasta que no hemos empezado a hacer las mediciones, el ruido era un asunto subjetivo. Había personas que decían que el ruido era insoportable y los hosteleros decían que tampoco era para tanto, que no había tanto ruido.

A partir de estas mediciones, vamos a poder analizar cuál es la situación real y con datos objetivos empezar a analizar las posibles soluciones. A lo mejor nos damos cuenta de que en alguna zona donde los vecinos de quejan de ocio nocturno el problema es más del tráfico… es una suposición. Entonces tendremos que ver una posible peatonalización.

O a lo mejor vemos un problema de ruido por ocio nocturno, generado por gente que está en la calle, y hace falta un mayor control policial…, son ejemplos. Lo que se trata es de ver las medidas a adoptar, pero siempre buscar un consenso entre todas las partes implicadas.

Sensores de monitorización de ruido de Urbiótica
Sistema de monitorización del ruido de la empresa especializada Urbiotica

R’. ¿Por qué han elegido los sensores de Urbiotica?

Fue una decisión de los técnicos del Ayuntamiento porque consideraban que ofrecían las garantías necesarias para que los datos que se obtuvieran fueran asumidos por todos como datos válidos.

Es decir, necesitábamos un sistema que no generara dudas sobre la toma de las muestras. Esto ha sido fundamental a la hora de la elección, desde un punto de vista técnico, del sistema de monitorización de Urbiotica.

Si un vecino considera que se está produciendo un ruido exagerado en su calle, puede comprobar de forma rápida y fácil los decibelios generados

Por otro lado, había una cuestión importante, dentro del trabajo que se está realizando en todos los campos en cuestión de transparencia: que cualquier vecino pudiera tener acceso en tiempo real a las mediciones que se estaban realizando con los sensores.

Es decir, que si un vecino está en su casa y considera que se está produciéndose un ruido exagerado en su calle, que pueda comprobar de forma rápida y fácil los decibelios que produce ese ruido.

Con este sistema, cualquier ciudadano y las distintas asociaciones de vecinos y de hosteleros puedan acceder a estos datos en cualquier momento y puedan sacar sus propios estudios y conclusiones sobre los efectos del ruido. Vecinos y asociaciones han mostrado su satisfacción con la medida.

En Alicante, además, queremos avanzar hacia presupuestos participativos. En este momento, tenemos partidas de Junta de Distrito. Alicante está dividida en cinco distritos. La instalación de los sensores de ruido fue una petición de la Junta de Distrito número 1, de Centro.

R’. ¿Cuáles son los beneficios que van a obtener los ciudadanos, vecinos, comerciantes, hosteleros, turistas?

Tener una serie de elementos que nos permiten abordar de una manera objetiva el problema del ruido, hace que la oferta turística que tenemos en Alicante, muy importante, dé un salto más de calidad.

Alicante no es la primera ciudad donde hemos visto cómo se ponen de moda ciertas zonas, cuya saturación produce que la zona muera

Muchas veces, corremos el riesgo de morir de éxito. Se corre el riesgo de un tipo de turismo que durante tres/cuatro años pueda deslumbrar a empresarios que vean dinero rápido, pero que al final lo que genera es ruido y molestias que están por encima del disfrute del ocio.

Alicante no es la primera ciudad donde hemos visto cómo se ponen de moda ciertas zonas, cuya saturación produce que la zona muera, y sea más difícil de recuperar para otro tipo de iniciativas comerciales o turísticas.

Si lo conseguimos atajar a tiempo y aprovechamos el potencial de ocio que Alicante puede ofrecer de una manera lógica y equilibrada, conseguiremos una mayor duración del potencial turístico.


Captura de pantalla 2017-08-02 a las 10_Fotor


R’. ¿Qué le diría a los ciudadanos en cuanto al problema del ruido?

Que sean conscientes, en todo momento, que cuando estamos en la calle disfrutando de nuestro ocio, al lado hay viviendas en las que hay otras personas. Si estamos en la calle a las tres de la mañana tomando una copa.. que seamos conscientes de que hay que tener un mínimo de empatía con otras personas que no tienen porque sufrir nuestro ocio.

Es muy importante este nivel de concienciación para tratar de ser más cívicos. Somos conscientes de que es difícil, porque estamos hablando de mucha gente en espacios muy reducidos, y de que estamos en un ambiente festivo, con gente muy joven…

En Alicante, por desgracia, todavía sigue siendo una costumbre muy extendida coger el coche casi para todo…

Pero habría que tratar de hacer este ejercicio de empatía. Y me consta que algunos locales de ocio lo están haciendo. Si hay un ruido que consideran que es exagerado en la puerta de su local salen a avisar y les dicen, ‘pensad que hay vecinos descansando…’

En cuanto al tráfico, lo que debemos hacer es acostumbrarnos a usar el transporte público. En Alicante, por desgracia, todavía sigue siendo una costumbre muy extendida coger el coche casi para todo… Sería muy importante dejar el coche para hacer nuestra ciudad un poco más atractiva de lo que ya es.

R’. ¿Con este tipo de actuaciones ha dado Alicante un paso definitivo para convertirse en una ciudad inteligente?

Sí, por supuesto. Desde las distintas concejalías del Ayuntamiento de Alicante estamos avanzando en todos los aspectos relacionados con las llamadas ciudades inteligentes, smart cities.

En este sentido, Alicante empieza a obtener los datos producidos por las distintas actividades. Estos datos nos van a permitir buscar las soluciones oportunas en cada ámbito de trabajo y nos abren un camino hacia el futuro.

Con todos los datos que podemos tomar y una interacción entre todas las concejalías podemos hacer cosas muy interesantes a nivel técnico y de gestión. Nuestras ciudades tienen que funcionar como ciudades del siglo XXI.



Juan Luis Beresaluze
Juan Luis Beresaluze

ENTREVISTA | Juan Luis Berasaluze, Jefe del Departamento de Protección Medioambiental del Ayuntamiento de Alicante

R’. ¿Empiezan los ciudadanos a ser conscientes del problema del ruido?

JLB. Sí. De unos años atrás aquí se nota la concienciación de los ciudadanos, tanto sobre el problema del ruido como de la posibilidad de defensa de sus derechos. Cada vez más los vecinos conocen que pueden reclamar a la Administración o denunciar las molestias ocasionadas por el ruido.

La mayor concienciación es consecuencia también de que hay cada vez más educación y más sensibilización. Desde el Ayuntamiento de Alicante se realizan cursos y campañas de información de forma constante.

R’. ¿Cuáles son las principales fuentes de ruido en Alicante?

JLB. Principalmente, y dentro de nuestro perfil de ciudad mediterránea, destaca el ruido producido por el tráfico, el turismo y las actividades al aire libre. Ahora mismo, el reto de nuestra ciudad es una correcta gestión del tráfico rodado (vehículos privados y transporte público) en el casco urbano para minimizar la generación de ruido.

Dentro de nuestro perfil de ciudad mediterránea, destaca el ruido producido por el tráfico, el turismo y las actividades al aire libre

Y, por otra parte, la gestión de espacios públicos (plazas, vías públicas peatonales, etc.) para que fenómenos como el ‘tardeo’ o el ocio nocturno no generen problemas de desprotección de los derechos de los vecinos dentro de las áreas residenciales.

Sabemos que es imposible satisfacer a todos. Lo que debemos hacer es poner por encima de todo la ley. Por encima de los derechos de las actividades de ocio y turísticas tiene que estar el derecho constitucional de los vecinos al descanso y la tranquilidad.

R’. Y el primer paso es la monitorización del ruido…

JLB. Desde 2010, el Plan Acústico Municipal de Alicante contaba con la posibilidad de la instalación de un red de control automático o monitorización del ruido ambiental. Desde finales de 2016 y hasta ahora se ha establecido una red de 15 sensores de medición de ruido en diversas zonas de la ciudad. De estos sensores, 7 se han instalado en la zona conocida como Casco Antiguo y 8 más en la zona centro más comercial y de ocio al aire libre.

Para la instalación de los sensores, se han tenido en cuenta las peticiones de las Asociaciones de Vecinos y de Ciudadanos afectados por elevados niveles de contaminación acústica. La idea es ir aumentando esta red de sensores en el futuro de acuerdo a las necesidades de la ciudad.

R’. ¿Cómo funcionan los sensores de Urbiotica que han instalado en Alicante?

R’. ¿Qué sucede con los datos recogidos por los sensores acústicos?

JLB. Los sensores de Urbiotica están situados a una distancia suficiente para formar una red que obtiene datos de una muestra representativa pero los suficientemente próximos para comunicarse entre sí y enviar los datos obtenidos en la medición. Estos datos son recogidos minuto a minuto por un servidor que dispone de un software específico y que nos permite obtener los indicadores de ruido ambiental que desde el Ayuntamiento debemos gestionar.

En nuestro departamento, necesitamos esta información para evaluar la evolución de los niveles de contaminación ambiental acústica en una zona de la ciudad. Para nosotros, es fundamental para que se realice una gestión adecuada que permita en un futuro mejorar el ambiente acústico en Alicante. Pero esta información también es útil para otros departamentos, como el de Seguridad, Urbanismo… y al ciudadano le permite conocer los niveles de ruido que tiene en su calle, en su vivienda y poder decidir sobre las medidas a adoptar si estos niveles perjudican su bienestar.

Sonómetro de Urbiótica instalado en Girona
Sensor de monitorización del ruido de Urbiotica

R’. ¿Pueden entonces los vecinos  acceder a los datos obtenidos con los sensores acústicos?

JLB. Sí, el sistema tiene una aplicación online que permite a los vecinos acceder a la información proporcionada por los sensores sobre el nivel acústico. También pueden acceder al histórico de las mediciones. Sin duda, estamos hablando de un beneficio para los ciudadanos.

Medir para conocer es fundamental, ya que la contaminación acústica es una cuestión muy subjetiva

El primer beneficio es contar con una información que antes no estaba disponible. Medir para conocer es fundamental, ya que la contaminación acústica es una cuestión muy subjetiva y lo que para una persona es un ruido insoportable para otra puede ser un ruido normal e incluso agradable.

El segundo beneficio es que la Administración está viendo esa misma información a la que está accediendo el vecino, y por lo tanto tiene conocimiento de lo que está sucediendo en cuanto a los niveles de ruido. Esto es una tranquilidad para el ciudadano.

El tercer beneficio es la creación de concienciación del mundo empresarial relacionado con el ocio, de que tenemos una especie de ‘gran hermano’ más pendiente de lo que pasa en la calle. Ya no es tan fácil para el generador de ruido buscar la impunidad. Al contrario, el propio empresario puede ser el que tome medidas para evitar los problemas de generación de ruido a la vista de estas mediciones.

R’. Es un sistema, pues, necesario…

JLB. El sistema de medición de Urbiotica es muy ágil y sencillo. La información se obtiene de manera muy intuitiva. No hace falta ser un gran conocedor del mundo de la acústica para poder obtener información muy interesante y muy representativa del nivel de ruido de la calle. Es un sistema, sin duda, muy recomendable para cualquier ciudad en la que se den circunstancias de generación de contaminación acústica ligadas a fuentes concretas.

El sistema de medición de Urbiotica es muy ágil y sencillo. La información se obtiene de manera muy intuitiva

Te garantiza el funcionamiento las 24 horas del día con una calidad de recepción de información muy alta y además genera los informes necesarios para poder trabajar con todos los indicadores de potencia acústico necesario.

No es un sistema hecho a la media para la ciudad de Alicante, lo que sí se ha estudiado es la situación estratégica de los sensores y sus unidades de repetición para que la red funcione como tal. El sistema es extrapolable a cualquier ciudad de la dimensión que sea.

Los ciudadanos lo han recibido muy bien. Es un sistema accesible y razonablemente económico para la información, en cantidad y calidad, que aporta a las distintas áreas de gestión del ruido que puede tener un ayuntamiento. La información que aporta al ciudadano es bastante sugerente y a nosotros nos permite añadir información para cualquier plataforma.

R’. ¿Como podemos ayudar los ciudadanos frente al ruido?

Lo primero que podemos hacer los ciudadanos es no generar ruido. Debemos ser respetuosos con los demás.

El ruido es producido principalmente por el ser humano, por lo que todo lo que podamos hacer para minimizarlo en casa, en los negocios, en la calle es fundamental.

Vemos que, aunque los aparatos de aire acondicionado, los coches, los autobuses eléctricos son cada vez menos ruidosos, el que se está convirtiendo en mucho más ruidoso es el ciudadano. El ocio nocturno está alcanzando unos niveles preocupantes en cuanto al ruido…

Hay que hacer un esfuerzo en educación para que la actividad de ocio en la vía pública no se convierta en una verdadera locura.

TAGS ruido

PERFIL DEL AUTOR

Jesús Larena

Licenciado en Ciencias de la Información, Periodismo y Diplomado en Relaciones Públicas y Publicidad. 25 años de experiencia profesional. Prensa, radio, televisión, contenido digital y redes sociales. Comunicación integral: corporativa, financiera, digital, crisis.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe todas las novedades de Con R de Ruido suscribiéndote al boletín de noticias